TROPICAL



Recuerdo las primeras heladerías tropicales con las grandes colas y todos con jarros y cazuelas para llenarlo de aquella escarcha maldita: Una alternativa moderna, barrial y de bajo costo a Coppelia. Un helado adecuado a los tiempos que corrían, con toda la austeridad que el momento histórico requería. Coppelia terminó siendo una utopía, un mito.

Aun hoy, cuando voy a alguna heladería me rehúso a pedir helados de agua.

3 comentarios:

Aguaya Berlin dijo...

Del helado del Coppelia hasta yo misma decía que era el mejor del mundo... hasta que probé otros aquí en Berlín. Solita la foto, Waxaxo, dice del local pero también del helado...

Garrincha dijo...

man,
qué ramalazo.
gracias mil por el posteo.
dime si te puedo mandar unas caricatuiras de cuando el p.e.
un abrazo.

FOTOBINARIUS dijo...

VIVA CUBA REVOLUCIONARIA ABAJO LOS APATRIDAS !!